La importancia de la marca

La importancia de la marca

Muchas personas creen que los negocios, en especial los pequeños, no deben tener un logotipo o identidad visual… pero se equivocan. La marca (branding en inglés) representa a la empresa en todo momento y ocasión; es su embajador, su identidad, su cultura, su estado de opinión, su reputación, sus valores, es todo el negocio y su entorno. Por poner un ejemplo, si tu empresa se dedica a organizar visitas turísticas, tu marca no solo sería el paseo documentado, también el servicio que prestaras, la simpatía y elegancia del guía, la puntualidad, la capacidad para mostrar los valores del recorrido, los consejos y recomendaciones de otros recursos… Lo mismo sucederá si tienes una cafetería, la marca no solo es el café que sirves, también lo son las galletas que acompañas, el carácter del camarero, la higiene del local, la música de ambiente, el periódico que ofreces… La marca es el retrato robot de todo lo que los clientes perciben con los cinco sentidos de tu negocio, aglutina opiniones y connota valores. La marca te ayuda a destacar, te hace diferente y especial, incentiva el recuerdo de tu negocio, transmite organización, expone un compromiso y da confianza. Si logras ser fiel a los valores que defiendes para tus clientes, la marca se convierte en una estrategia preferencial de marketing, clara y definida; y si un cliente se siente identificado con tu marca, te será fiel a ti.Una marca es un sello de calidad por cuanto representa una forma de hacer un producto o servicio, por lo que genera confianza y fidelidad. Te hace diferente, te permite sobresalir y que te identifiquen, desmarcarte de la competencia y generar una buena conexión emocional. Una marca establecida y sólida es un gran ahorro de tiempo y dinero para la empresa. Se convierte en director de orquesta que, con su programa de identidad, ayuda a no perder de vista al público al que va dirigido tu producto, y a no desviarte de los valores de tu empresa, ni de tus intereses. Una buena marca te posiciona a nivel global. Tu logo, colores, imagen, eslogan, soportes… serán tu sello de identidad. El ciente sabe que paga los valores de tu negocio, porque confían en tu marca, y sólo son fieles a las empresas en las que confían. ¿No son pocas razones, verdad? Ya sabes, si quieres desarrollar tu negocio, no corras riesgos con tu marca!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *